¿Qué Es El Síndrome De Piernas Inquietas?

Si tus piernas no dejan de moverse incluso cuando intentas dormir, es posible que padezcas el síndrome de piernas inquietas.

Síndrome De Piernas Inquietas

Significado del síndrome de piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas, o SPI, es el término utilizado para describir el movimiento de las piernas cuando el cuerpo está en reposo. Los que padecen esta enfermedad a menudo manifiestan una necesidad incontrolable de mover las piernas a pesar de querer dormir.

El único consuelo para sus piernas es no dejar de moverlas. Pero esto puede interferir con el sueño y con un descanso adecuado. Hay millones de personas en todo el mundo afectadas por el síndrome de piernas inquietas.

Causas del síndrome de piernas inquietas

Aunque no se sabe a ciencia cierta por qué se produce, se piensa que la herencia genética puede afectar y que otros factores, como la edad, también pueden desencadenarlo.

Los investigadores vinculan la aparición del síndrome de piernas inquietas con el nivel de ciertos neurotransmisores del cerebro, como la dopamina, que es la encargada de controlar el movimiento muscular en el cuerpo. Unos niveles bajos de dopamina podrían provocar este síndrome, pero no hay estudios concluyentes que lo establezcan como única causa.

Síntomas del síndrome de piernas inquietas

Estas son algunas de las sensaciones que produce el síndrome de piernas inquietas:

  • Hormigueo
  • Dolor
  • Sensación eléctrica en las piernas
  • Tensión
  • Picor
  • Quemazón
  • Necesidad de mover y arrastrar las piernas

Aunque afecta a toda la pierna, a veces tiende a localizarse en las pantorrillas y en los muslos. Algunas personas llegan a notar estas sensaciones en las manos y los pies.

Tratanmiento del síndrome de piernas inquietas

Si el síndrome de piernas inquietas te quita el sueño, no está todo perdido. Puedes reducir las molestias siguiendo estos consejos.

Haz ejercicio

Los músculos cambian y crecen a medida que responden a la tensión que se ejerce sobre ellos. Esto es lo que sucede cuando estimulas tu cuerpo con ejercicios aeróbicos (como correr y nadar) y anaeróbicos (entrenamiento con pesas). Los músculos necesitan tiempo para descansar y repararse después de una sesión de entrenamiento, y esto te puede ayudar a relajar tus piernas y a dormir mejor.

Evita la cafeína y otros estimulantes

Si necesitas activarte por la mañana, no hay problema en que desayunes una taza de café. Pero evita beberlo por la tarde. La cafeína te puede estimular en exceso e incluso aumentar el movimiento de las piernas por la noche.

Mantén tu mente ocupada

Cuando te vayas a sentar para descansar, trata de mantener ocupada tu mente. Por la noche, es una buena idea leer, hacer crucigramas o dedicarse a aficiones manuales. Así la mente se centra en otras cosas y no enfoca toda su atención en las piernas.

Date un baño relajante

El calor ayuda a que los músculos se vuelvan más flexibles y se relajen. Un baño antes de dormir hará que te sientas mejor. Puedes probar a bañarte con sales de baño de lavanda. Después, date un pequeño masaje en las piernas con crema hidratante, extendiéndola de arriba abajo.

Síndrome De Piernas Inquietas

El síndrome de piernas inquietas puede alterar tus ciclos de sueño y también tu vida entera. Sigue estos consejos para aliviar los síntomas y mantener tu vida bajo control.

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *