Los Riesgos De Usar El Cigarrillo Electrónico

Sin lugar a dudas, el cigarrillo electrónico se ha convertido en los últimos años en uno de los productos más demandados por todos aquellos que quieren dejar de fumar. La ausencia de una legislación clara al respecto da la posibilidad a su consumo en cualquier lugar, y han florecido múltiples tiendas que lo venden (tanto físicas como online). Pero este producto o articulo, que se ha mostrado relativamente bueno para la ardua tarea de dejar de fumar, también tiene sus inconvenientes.

Los problemas de salud del cigarrillo electrónico

  1. Enormes cantidades de nicotina:

Aunque la composición del vapor inhalado varía en relación a los distintos cigarrillos electrónicos existentes en el mercado, gran parte de ellos tienen un porcentaje alto de nicotina, lo que puede llegar a representar un gran peligro para la salud y ser contraproducente para las personas que poseen como objetivo dejar de fumar completamente.

  1. Productos peligrosos:

Los estudios que se llevaron a cabo sobre los elementos inhalados por el fumador de un cigarrillo electrónico han demostrado la presencia de tres elementos sumamente peligrosos:

  • El formol, que es un contaminante tomado como cancerígeno.
  • La acroleína, que es una molécula extremadamente tóxica.
  • El etanal o acetaldehído, que es un elemento sumamente tóxico y posiblemente carcinógeno.
  1. El desarrollo de bacterias:

El principio del cigarrillo electrónico es que se trata de un aparato recargable. Aunque hay versiones que pueden ser desechables, siempre se usa una innumerable cantidad de veces. Esto significa que el fumador se expone a que puedan crecer bacterias, dependiendo del cuidado que se le dé a éste y de las cantidades de veces que se limpie la boquilla del mismo.

  1. Facilidades para la propagación de microbios:

Los riesgos de usar el cigarrillo electrónico

Otra gran preocupación que proviene del funcionamiento del uso del cigarrillo electrónico. El calor del vapor del agua inhalado dilata las mucosas y hace que el fumador se encuentre más expuesto a contaminarse con la presencia de virus y/o bacterias, sobre todo si se expone al frío o a la contaminación en el momento justo después de fumar.

  1. La falta de información básica y de normativas:

Al ser un producto o artículo relativamente nuevo en el mercado, aún no hay muchos estudios médicos sobre las consecuencias del consumo del cigarrillo electrónico a largo plazo. Su éxito también es apoyado por los legisladores desprevenidos, que ahora están estudiando cómo restringir su consumo o al menos comprobar el impacto del mismo sobre la salud del usuario.

  1. Es un poco más eficaz que los parches:

Donde sí hay algunos estudios es sobre la eficacia o beneficios de estos aparatos para dejar de fumar en ciertos países. Los primeros resultados de estos estudios demostraron que eran mejores que los parches, debido a que 8 de cada 100 personas que tratan de dejar de fumar usaban el cigarrillo electrónico.

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *