La Paternidad Tardía Y Su Relación Con La Esquizofrenia

Un estudio norteamericano ha demostrado que la paternidad entre los 45 y los 49 años duplica el riesgo de que el hijo padezca de esquizofrenia. Si el padre supera los 50 años, el riesgo de que un descendiente sufra esa devastadora enfermedad mental se triplica. La investigación, en la que han participado la Universidad de Nueva York, de la Universidad de Columbia, también en Nueva York, y el Ministerio de Salud de Israel, siguió la evolución de unas 85.000 personas en Israel y fue publicado en su día por la revista General Psychiatry.

Hasta ahora se pensaba que, a medida que una mujer es mayor, existe más riesgo de que los niños vengan al mundo con defectos de nacimiento, sin importar la edad que tiene el padre. En el caso de este estudio sobre la esquizofrenia, es la edad del padre la que determina el riesgo, pero no parece tener influencia la edad de la madre.

El estudio no profundiza en las causas de que este fenómeno se produzca y se centra en la confirmación estadística de que, a más edad del padre, hay más riesgo para los hijos. «A menudo se obliga a las mujeres a sentirse culpables por los problemas ocurridos durante el embarazo, especialmente si algo va mal con la salud de los niños, pero este estudio muestra que el hombre también contribuye al riesgo», opina la investigadora Susan Harlap, profesora de Epidemiología en el departamento de Ginecología de la Universidad de Nueva York.

La esquizofrenia atribuida a la edad del padre

Esta es la primera ocasión en la que un estudio vincula la edad paterna con algún factor de la psicología en lugar de efectos físicos. «El hombre tiene también su reloj biológico», afirma Dolores Malaspina, directora del estudio y profesora asociada en el departamento de Psiquiatría Clínica de la Universidad de Columbia. «Los hombres tienen que ser conscientes del riesgo que existe cuando planifican la construcción de sus familias», asegura la doctora Malaspina.

Paternidad tardía y esquizofreniaEn general, los científicos consideran que un 26,6% de los casos de esquizofrenia pueden ser atribuidos a la edad del padre. Cuando la edad del padre supera los 50 años, esto puede ser la causa de dos de cada tres casos de esquizofrenia en sus hijos, afirma el estudio.

La esquizofrenia es un trastorno mental que afecta aproximadamente al 1 ó 2 % de la población. Puede afectar a cualquier edad, pero la mayoría de casos se desarrollan entre la adolescencia y los 30 años. Los niños también pueden padecerla, pero es raro. La esquizofrenia deteriora la capacidad de la persona para pensar con claridad, controlar sus emociones, tomar decisiones y relacionarse con los demás.

Etiquetas:

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *