Halitosis: Cómo Combatir El Mal Aliento

La halitosis es el nombre técnico que se le da al mal aliento, un problema que sufre casi un tercio de la población. El olor fuerte y desagradable que se exhala por la boca y por la nariz puede llegar a ser muy molesto y poner en peligro la autoestima y las relaciones sociales, además de afectar a la salud bucodental.

Causas más frecuentes de la halitosis

Mala higiene dental

En contra de la opinión general, los expertos advierten que el 90% de los problemas de halitosis o mal aliento se deben a una deficiente higiene dental. En muchas ocasiones, el origen del hedor procedente de la boca es producto de la putrefacción de algún resto de comida que se ha quedado atrapado entre los dientes. Así, eliminando ese resto de comida con la ayuda de la seda dental o bien acudiendo al dentista, se puede terminar fácilmente con el problema.

Enfermedades de las encías

La causa del mal aliento también puede encontrarse en las encías. La gingivitis (inflamación de las encías) y/o la periodontitis o piorrea (consecuencia habitual de la anterior) están detrás del mal olor bucal de muchas personas. Este es un problema de salud que debe ser tratado por un profesional. El dentista deberá valorar el estado del paciente y aplicarle el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades.

Problemas de estómago y otras enfermedades

La halitosis y sus causasSólo una mínima parte de los casos de halitosis tienen su causa en problemas de estómago u otras enfermedades. La posibilidad de que el mal aliento sea producido por alguna patología interna debe ser valorada por un médico especialista, una vez que se haya descartado la existencia de algún resto de comida en la boca o una enfermedad periodontal.

Escasa producción de saliva

Consejos para acabar con la halitosisLa escasa producción de saliva, sobre todo durante el sueño, es la responsable de que al levantarnos podamos tener mal aliento. Con la ausencia de saliva, las bacterias encuentran durante la noche el ambiente perfecto para multiplicarse en la lengua y en toda la cavidad bucal. Por eso es bastante frecuente padecer halitosis nada más levantarse. Sucede lo mismo cuando pasamos varias horas en ayunas, en momentos de estrés o después de hablar durante mucho tiempo.

Trucos para combatir el mal aliento

Hay algunos consejos que podemos seguir para combatir el mal aliento y olvidarnos de él:

  • Lo primero es cepillarnos a fondo la boca y limpiar los espacios intersticiales de los dientes con la ayuda de la seda dental.
  • Utiliza un raspador lingual para eliminar las bacterias que se multiplican sobre la lengua, pues ellas pueden ser las responsables del mal aliento.
  • Enjuágate la boca con un colutorio una vez al día.
  • Bebe agua para mantenerte hidratado. Ocho vasos de agua, que equivalen a 2 litros de líquido, es lo mínimo que debes beber cada día.
  • Come fruta y verdura fresca. Sus fibras naturales ayudan a mantener la boca limpia y sana y, además, son fuente de vitaminas y minerales.
  • No abuses del picante ni de comidas flatulentas. Una vez en el estómago, su digestión puede producir mal olor.
  • Mastica chicle entre las comidas para aumentar de forma natural la producción de saliva.
  • Evita el tabaco y el alcohol, ya que ayudan a la proliferación de bacterias y a la acumulación de sarro.
  • Acude al dentista para una revisión y limpieza a fondo de tu boca. Si la causa es algún resto de comida, te ayudará a zanjar el problema rápidamente.

Si con estos consejos no consigues combatir el mal aliento y la halitosis continúa, es momento de que acudas al médico para que estudie tu caso y descarte otras patologías.

Y tú, ¿has sufrido halitosis alguna vez o conoces a alguien que la padezca?

Etiquetas:

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *