Celulitis, Causas Y Tratamientos

Aunque la celulitis también aparece en personas con sobrepeso y mala forma física, éstas no son las únicas causas que la generan. Por supuesto, una dieta más saludable y el ejercicio físico diario ayudan a reducir la celulitis, pero esto no significa que sea un síntoma de mala salud.

Celulitis, Causas Y Tratamientos

Causas de la celulitis

No están claras cuáles son las causas de la celulitis. Algunos expertos señalan que una dieta deficitaria y alta en grasas saturadas contribuye a la formación de la celulitis debido a la acumulación de toxinas en la capa de grasa que se encuentra bajo la piel. Estas toxinas reducen la flexibilidad de la piel y causan los hoyuelos y protuberancias típicos de la celulitis.

Otras fuentes apuntan que la celulitis está relacionada con una deficiente circulación, mientras que otras señalan la herencia como causa principal. Los desequilibrios hormonales también podrían contribuir a una acumulación de grasa en ciertas zonas.

Dependiendo del tipo de pensamiento que se adopte, la celulitis podría considerarse como un síntoma de mala salud, ya sea circulatoria, alimentaria u hormonal.

En qué casos la celulitis es un signo de mala salud

Cuando el sobrepeso es la causa de la celulitis, está claro que es síntoma de una salud deficiente. Pesar más kilos de la cuenta no es sano y, en algunas personas, la celulitis puede aparece como una manifestación del exceso de peso.

Sin embargo, es importante recordar que algunas personas que no tienen sobrepeso también padecen celulitis y que otras personas con sobrepeso no la padecen. Así, no podemos asociar automáticamente la celulitis con el sobrepeso. La celulitis no siempre indica que te sobren algunos kilos.

En qué casos la celulitis es simplemente una cuestión estética

Cuando los análisis clínicos demuestran que todo está en orden, la celulitis es sólo una cuestión estética. En estos casos es importante no desanimarse y dejar de pensar que el sobrepeso puede ser su causa. Si llevas una vida saludable, puedes probar a someterte a un tratamiento anticelulítico, ya sea con cremas o con masajes, para reducir su apariencia.

En muchos casos, la celulitis puede convertirse en el impulso que necesitábamos para llevar una vida más sana. La dieta y el ejercicio no sólo te ayudarán a mejorar el aspecto de tu piel, sino que también te harán sentir mejor.

Los tratamientos anticelulíticos suelen ser muy eficaces cuando se aplican con constancia a lo largo del tiempo y, una vez que la celulitis desaparece, si tus hábitos de vida son los adecuados, no tiene por qué volver.

Cómo combatir la celulitis con dieta y ejercicio

Una de las cosas más frustrantes de la celulitis es que perder peso no siempre ayuda a deshacerse de ella. Incluso las personas más delgadas pueden tenerla. Sin embargo, la apariencia de la celulitis se puede reducir con dieta y ejercicio. Estos son algunos consejos que puedes seguir.

Sigue una dieta anticelulitis

Debido a que la celulitis se debe a muchos factores, la dieta también debe abordarse desde una perspectiva amplia para poder combatirla. Estos son algunos alimentos que debes incluir en tu alimentación diaria.

Antioxidantes

La celulitis puede tener su origen en la acumulación de toxinas en el cuerpo. Para hacer frente a esta posible causa, se recomienda seguir una dieta rica en alimentos antioxidantes, como las bayas, los tomates y el té verde.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales son importantes para la salud general, pero también pueden ayudar a reducir la celulitis. Las grasas saludables aportan elasticidad a las membranas celulares y ello contribuye a reducir la apariencia de los hoyuelos de la celulitis.

Fibra

Las dietas ricas en fibra promueven la salud intestinal y ayudan al cuerpo a deshacerse de los desechos y de las toxinas. Así, podrás eliminar las toxinas acumuladas en las zonas con más celulitis y mejorar su apariencia.

Proteínas

Las proteínas ayudan a mejorar el tono muscular. Sustituir los alimentos grasos por alimentos ricos en proteínas magras es importante para reducir la acumulación de  celulitis y tener un aspecto más saludable.

Dieta para la celulitis

Ejercicios para combatir la celulitis

Comienza a hacer ejercicio media hora al día y aumenta el tiempo a medida que adquieras más resistencia. El trabajo cardiovascular y los ejercicios de tonificación te ayudarán a reducir la celulitis y también harán que te sientas mejor y con más energía.

Ejercicio cardiovascular

El ejercicio cardiovascular o ejercicio aeróbico aumenta el metabolismo y la circulación en general y trabaja las zonas del cuerpo en las que tiende a acumularse la celulitis.

Algunas fuentes señalan que la celulitis se debe, en parte, a la mala circulación, por lo que el ejercicio cardiovascular resulta muy beneficioso para combatirla. Aquí tienes algunos ejercicios que puedes hacer y las partes del cuerpo que trabaja cada uno:

  • Caminar deprisa: trabaja los glúteos, los muslos y la parte posterior de las piernas.
  • Natación: se centra en la parte posterior, superior e inferior de los brazos.
  • Bicicleta estática: trabaja las piernas y los glúteos.
  • Correr: trabaja las piernas, los glúteos y los brazos.
  • Elíptica: se centra en piernas, glúteos y brazos.

Deportes para la celulitis

Ejercicios de tonificación

Estos ejercicios te pueden ayudar a tonificar las áreas de tu cuerpo que tienen celulitis:

  • Abdominales: funcionan muy bien para tonificar el vientre, pero debes tener cuidado de no crear tensión en el cuello y la espalda. Comienza con 10 repeticiones una vez al día y aumenta el número poco a poco.
  • Curl tumbada: tumbada en el suelo boca abajo, dobla las rodillas en ángulo recto y haz que desciendan poco a poco hasta que toquen el suelo. Repite este ejercicio varias veces para tonificar la zona de los isquiotibiales (cara posterior del muslo) y los glúteos.
  • Extensión de tríceps: este ejercicio te ayudará a mejorar la parte posterior de los brazos. De pie, extiende verticalmente un brazo. Después dobla completamente el codo y vuelve a extender el brazo para alcanzar la posición de inicio. Repítelo varias veces con cada brazo.
  • Zancadas y sentadillas: las zancadas y las sentadillas tonifican los muslos y los glúteos. Hay diferentes técnicas para estos ejercicios según cuál sea tu nivel. Si tienes problemas con las articulaciones, asegúrate de elegir las variantes que provoquen menos impacto.

Yoga, Pilates y Tai Chi

Algunas personas afirman que han conseguido vencer la celulitis gracias al yoga. Esto se puede explicar por la mejora de la circulación que promueve este tipo de ejercicio y por el aumento del tono muscular en las zonas afectadas. Ejercicios como el yoga, el pilates y el tai chi pueden ser un excelente complemento para tu rutina de ejercicios contra la celulitis.

El masaje para eliminar la celulitis

El masaje es un tratamiento muy eficaz para reducir y mejorar la apariencia de las zonas afectadas por la celulitis. Tienes muchas opciones disponibles: desde masajeadores de mano para usar en casa hasta tratamientos de spa profesionales.

A continuación te explicamos cómo funciona el masaje para eliminar la celulitis, así como algunos tipos de masajes anticelulíticos que puedes encontrar.

¿Cómo funciona el masaje para eliminar la celulitis?

El masaje aplicado a un área con celulitis ayuda a suavizar la apariencia de la piel y a reducir los hoyuelos en tres pasos:

  1. El masaje aumenta el riego sanguíneo en la zona, mejorando la circulación y con ello el aspecto de la piel.
  2. El masaje afloja el tejido que conecta las células de grasa. Cuando el tejido está apretado, las células se acumulan y forman pequeñas bolsitas que dan lugar a las típicas bolitas y hoyuelos de celulitis. A través del masaje, la acumulación de grasa se deshace y es más fácil que desaparezca.
  3. La piel se vuelve más tersa y flexible gracias al masaje, lo que mejora el aspecto en general.

Tratamientos de masaje

Tratamientos profesionales

Los tratamientos profesionales constan de varias sesiones en las que el cliente se somete a un profundo y vigoroso masaje. En ocasiones, la manipulación puede llegar a ser incómoda, pero es necesaria para eliminar la acumulación de grasa.

Algunos profesionales utilizan el calor para promover la sudoración y aumentar la circulación en la zona. Esto lo consiguen aplicando calor de forma local en las áreas más rebeldes y también aplicando cremas y envolviendo después la zona con unos plásticos finos.

Masajes en casa

Si tu presupuesto no te permite contratar tratamientos profesionales o si no encuentras hueco en tu agenda, tienes a tu disposición masajeadores eléctricos, masajeadores de vacío y masajeadores manuales para que puedas aplicarte el tratamiento en casa.

  • Masajeadores eléctricos: utilizan el calor y la vibración para romper las acumulaciones de celulitis. Muchos de ellos incluyen también un gel en crema para utilizarlo junto al aparato. Su uso es muy sencillo, simplemente debes aplicarte el gel en la zona afectada y masajearlo suavemente con el aparato, moviéndolo en pequeños círculos.
  • Masajeadores de vacío: son otro tipo de dispositivos eléctricos que funcionan con electricidad. La aspiración a la que someten la piel estira y masajea las zonas con celulitis, mejorando así su apariencia. Su eficacia se basa en la idea de que la celulitis se forma por la acumulación de grasa localizada y por una deficiente circulación local.
  • Masajeadores de mano: no necesitan conectarse a la corriente eléctrica. Son los más económicos y, para lograr los mejores resultados, debes utilizarlos sobre la piel húmeda. Puedes potenciar su efecto aplicando antes un gel o crema anticelulítica. Algunos de estos masajeadores son huecos y permiten insertar una pastilla de jabón dentro de ellos. Conforme el masajeador se va moviendo en círculos, el jabón llega a través de unos agujeros a la parte frontal del mismo, produciendo una espuma lubricante que facilita su uso.

Exfoliación

Los exfoliantes, tanto los caseros como los que puedes encontrar en las tiendas, combinan la eficacia del masaje con ciertos ingredientes anticelulíticos. Algunos tienen una base de azúcar y otros utilizan el café molido o la sal gorda para promover la circulación.

Los exfoliantes se aplican sobre la piel previamente mojada, con movimientos circulares, incidiendo en las zonas más afectadas durante varios minutos.

Puedes utilizarlos una vez a la semana para complementar otros tratamientos.

Etiquetas:

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *