Dejar De Tomar Antibióticos Antes De Tiempo

Siempre hemos oído decir, que aunque nos encontremos mejor, no dejemos de tomar los antibióticos recetados hasta finalizar el tratamiento prescrito por el médico.

Dejar De Tomar Antibióticos Antes De Tiempo

Puedes haber estado tomando antibióticos por un dolor de garganta, pero, después de dos días que empiezas a sentirte mejor, excepto si las pastillas te causan molestias, ¿deberías seguir tomándolas?

La sabiduría tradicional siempre ha dicho que esto lo único que consigue es que algunas bacterias sobrevivan. Con lo cual vamos a provocar que esos virus se vuelvan más resistentes a dicho antibiótico.  Así que, para tu propio bien y evitar la resistencia a los antibióticos en todo el mundo, debes seguir tomando las pastillas. Esto es lo que hasta ahora nos recomendaban todos los médicos. Pero…

¿Puedo dejar de tomar antibióticos antes de tiempo?

Hace unos años, en un artículo en la Revista Médica de Australia, el profesor Gwendolyn Gilbert de la Universidad de Sydney, escribió: “hay una idea errónea de que la resistencia de los virus surgirá si no se completa el ciclo entero prescrito por el médico”. El doctor asegura que no hay ningún riesgo en la detención de los antibióticos si los signos y síntomas de una infección leve se han resuelto.

Chris Del Mar, profesor de salud pública en la Universidad de Bond en Queensland, estuvo de acuerdo, diciendo que, para las infecciones de pecho y orina más agudos, los médicos deben comunicar a los pacientes el dejar de tomar las pastillas una vez que se sientan mejor.

Sólo para algunas enfermedades, como la tuberculosis o la osteomielitis, y otras infecciones profundas donde los síntomas podrían mejorar a pesar de que la bacteria aún podría estar floreciendo, deben seguir con el tratamiento de la toma de antibióticos hasta que hayan terminado el ciclo o el médico les diga lo contrario. Las personas que tienen problemas con su sistema inmunológico también deben atenerse a las recomendaciones del médico.

Ahora bien, ¿la mayoría de nosotros debemos ir en contra de algo que lleva décadas inculcado en la sociedad y dejar de tomar los antibióticos una vez que nos sintamos mejor?

La respuesta no es sencilla…

La respuesta a la anterior pregunta es complicado. Depende de para qué se nos han dado los antibióticos. Gilbert dice que se puede detener el tratamiento en los casos leves, porque esto no aumentará directamente el riesgo de resistencia (que más comúnmente ocurre con el tratamiento prolongado con dosis subóptimas).

En muchos casos, dice, nuestro cuerpo puede absorber cualquier bacteria sobrante. Y muchas personas con infecciones de las vías respiratorias no necesitan antibióticos en un principio, porque la infección no es causada por bacterias, acabar con ellas es perfectamente seguro.

Los antibióticos cambian la flora intestinal normal muy rápidamente, eliminando las bacterias inofensivas y dejando al paciente susceptible a las bacterias resistentes. “Así que para los pacientes con infecciones leves”, dice Gilbert, “cuanto menos antibióticos tomen mucho mejor evitaran este tipo de problemas”.

Los médicos varían en los días de tratamiento de antibióticos que prescriben, con ciclos de cinco días para la infección del tracto urinario, todo y que la evidencia ha demostrado que dos o tres días es suficiente para una infección sin complicaciones.

Así que, si recibes un antibiótico, primero pregunta a tu médico si realmente lo necesitas, y luego si se puede dejar de tomarlo cuando te sientas mejor. Es demasiado complicado responder a esta pregunta con un simple sí, cuando hay que tener en cuenta otras variables como es el tipo de infección y el historial médico, y esto solo lo puede evaluar tu medico.

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *