Alimentos Para Prevenir El Cáncer

El cáncer es una enfermedad que todos desearíamos que no existiera. Devasta el cuerpo y la vida del enfermo y de los que le rodean. Además, es impredecible, porque no podemos saber quién puede padecerlo. Pero sí es posible minimizar el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer a través de un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada.

Somos lo que comemos. Incluso cuando se es joven, comer mal puede tener graves consecuencias para la salud. Llevar una dieta basada en productos naturales no sólo ayuda a que el organismo fortalezca su sistema inmunológico, sino que también mantiene el cuerpo funcionando en buenas condiciones.

Un cáncer que está en expansión en nuestros días es el cáncer de mama. Además de realizarse mamografías anuales a partir de los 40, las mujeres también pueden realizar cambios nutricionales para reducir el riesgo de padecerlo.

Una forma de hacerlo es comer más frutas y verduras. Estos alimentos contienen hidratos de carbono, vitaminas y minerales, pero también antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres de nuestro organismo. Aunque los radicales libres son subproductos del metabolismo celular, también son producidos por nuestro entorno. La contaminación, el humo del tabaco, los alimentos procesados y el estrés son algunas de sus causas.

Estas partículas bombardean los órganos internos y son responsables de los signos del envejecimiento y de la descomposición de los sistemas de protección del organismo, lo que puede producir algunas enfermedades, tales como el cáncer.

Frutas y verduras para luchar contra el cáncer

Verduras crucíferas

Las verduras crucíferas son el brócoli, la col, la coliflor y las coles de Bruselas. Contienen compuestos de azufre que ayudan a combatir el cáncer.

Cebolla, ajo y puerro

Todos ellos pertenecen al género “Allium“. Presentan propiedades antimicrobianas, ayudan a regular los niveles del colesterol (en especial, el ajo) y pueden ralentizar el crecimiento del cáncer.

Bayas

Las frambuesas, las fresas y los arándanos se caracterizan por contener gran cantidad de sustancias antioxidantes. Los antioxidantes pueden aumentar tu resistencia a las enfermedades, ya que ayudan a reforzar el sistema inmunológico gracias a su alto contenido en fenoles.

Soja

La soja tiene un alto contenido en proteína de origen vegetal. Normalmente estamos acostumbrados a obtener las proteínas a partir de fuentes animales, pero la gran desventaja de ello es que la carne animal suele presentar una gran cantidad de grasa. La soja proporciona todos los beneficios de la proteína de las carnes magras, pero sin esa grasa añadida.

Legumbres y frutos secos

¿Qué alimentos te ayudan a prevenir el cáncer?Las legumbres son ricas en proteínas y bajas en grasas, y los frutos secos contienen mucha fibra y grasas saludables. La fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y ayuda a que tu sistema digestivo funcione correctamente. Las nueces, además, contienen proteínas y grasas. Las grasas saludables y aceites presentes en ellas son cruciales para que las células de tu cuerpo se regeneren.

Aunque nadie puede predecir si una persona sufrirá cáncer, es posible reducir el riesgo de padecerlo si se sigue una vida ordenada y una dieta saludable.

Escribe Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *